El poder de una palabra

Publicado por Alexandra Buonarroti , domingo, 16 de octubre de 2011 16:20

Una sola palabra puede hacer la persona más feliz del mundo. Puede conmover un alma o conseguir que el más duro de los corazones de piedra derrame una lágrima. Puede elevar el espíritu más puro a la condición de inmortal o hacerte bajar a los infiernos con su melodía mortal. Una palabra puede más que mil demonios.


Una palabra puede iluminar la noche cual enorme luciérnaga conmovida por la soledad de la Luna. Puede formar huracanes, maremotos o hacer que se remuevan las entrañas de la Tierra.




Pero hay una palabra, una sola, una maldita y terrible palabra, que puede dejarte sin lágrimas por toda la eternidad. Una palabra puede hacer que te olvides de la felicidad, que te despides de tus ilusiones y que alcances el fondo del más profundo de los grandes abismos de la Tierra en segundos.


Una palabra, tan solo una palabra:


ADIOS.

0 Response to "El poder de una palabra"

Publicar un comentario

Contáctanos

Envía tu petición, duda o sugerencia a diariodehistoriasimposibles@hotmail.com y te responderemos a la mayor brevedad posible.