Ojos de miel

Publicado por Alexandra Buonarroti , lunes, 17 de octubre de 2011 0:37

Es curioso cómo puede un corazón romperse en un momento. Es impensable que una vida se concentre en un instante. Puede parecer increíble que sea frágil cristal lo que guarde en mis entrañas. Una vez pensé en amar, en vivir, en soñar. Pero todo eso fue una vez. Una vez, cuando tú estabas a mi lado, cuando la luz de tus ojos iluminaba la noche más que la Luna, cuando tus manos rozaban sin darse cuenta las mías.




Ahora ya no me queda nada. La noche es fría sin tu cuerpo a mi lado, oscura sin la luz de tus pupilas de miel, inerte sin el roce de tu piel. He soñado cada noche con que nos volviéramos a encontrar, pero sé la verdad. Jamás te volveré a ver, me olvidarás, lo sé.


No me queda más que esperar que la Luna me recuerde que la noche fría no era, ni oscura ni sin fuerzas, pues un día contemplé, como quien ve por primera vez, tus ojos de miel.

0 Response to "Ojos de miel"

Publicar un comentario

Contáctanos

Envía tu petición, duda o sugerencia a diariodehistoriasimposibles@hotmail.com y te responderemos a la mayor brevedad posible.