Dead or Alive?

Publicado por Kaiya Kin , domingo, 27 de mayo de 2012 23:17


Capítulo 17
Vale, creo que la he cagado, porque la cara que tiene puesta ahora mismo Mike es todo un poema. Intento arreglarlo como sea.
-Bueno, solo estás medio.-Digo medio tartamudeando.
-¿Medio qué?.-Consigue balbucear débilmente.
-Que solo estás medio muerto.-Digo intentando recordar las palabras que me había dicho Momoko.- Estás aquí porque estás en un estado en el que no estás muerto, pero tampoco estás lo que se dice... vivo.-Digo intentando hacerme entender, aunque por la cara que tiene puesta, creo que todavía está intentando asimilar lo primero que he dicho. Entonces, de pronto, pega una carcajada tan fuerte que incluso me asusto. Tal vez se ha vuelto loco, o que otra vez le estaba pasando algo raro.
-Vale, eres buena gastando bromas, he de admitirlo.-Dice dándome una palmada en el hombro y levantándose. ¿Cómo? ¿Una broma? ¿Por qué piensa eso? No bromearía con cosas así. Se da la vuelta y se despide con la mano mientras camina alejándose de donde yo estaba. No. No puedo dejar que se vaya. Tengo que aclarárselo todo. No me da tiempo a levantarme, así que consigo andar a gatas un poco hasta que me agarro a un pernil de su pantalón para impedir que siga andando. Él se gira extrañado.
-No... No.. ¡No!.-Repito cada vez más fuerte.- No te miento. No bromeo con estás cosas. No... Escuchame por favor...-Le pido suplicante. El me mira con resignación y pone los ojos en blanco.
-Está bien.-Dice sentándose, aunque creo que solo lo hace para callarme un rato.
-Escuchame por favor...-No sé como convencerlo, pero entonces una bombilla se ilumina en mi mente.- Vale, para que me entiendas mejor, antes de nada te voy a contar mi historia.-Digo girando para ver su expresión, pero el no se muestra disconforme, así que me dispongo a empezar.- Para empezar, yo estoy muerta. Más bien, me mataron.-Veo que sus cejas se enarcan un poco, pero no me interrumpe, así que continuo.-Tengo 17 años. Bueno, lo supongo porque morí con esa edad, así que tendré 17 de por vida. Un día, salí a pasear por mi barrio. Uno de mis vecinos al cual conocía de toda la vida me invito a tomar algo en su casa, y yo acepté. Entonces...- Un nudo se forma en mi garganta sin poder evitarlo. Es la primera vez que lo cuento, y se lo estoy contando a un chico que apenas conozco. Tengo que ser fuerte. No puedo permitirme llorar por esto.- Entonces... él intento violarme....- Miro al suelo, no quiero ver la expresión que tiene puesta Mike. ¿De burla, quizás? ¿Compasión? No sé que sería peor.- Yo intenté negarme y salí corriendo hacia la puerta para escapar. Al parecer, tendría miedo de que se lo contase a alguien, porque me tiró un jarrón a la cabeza, y caí redonda al suelo. No morí en ese momento, estaba inconsciente, o al menos eso creo. Entonces, él... me violó.- Las lágrimas comienzan a caer por mis mejillas. No lo hagas. No llores. Pero aún así, no puedo evitarlo. Recuerdo como intentaba dar órdenes a mi cuerpo en ese momento, como yo sabía lo que pasaba pero mi cuerpo no reaccionaba. Intento continuar aún cuando las lágrimas siguen cayendo sin control por mis mejillas.- Después de eso... Le entró miedo. Intentó reanimarme, pero mi cuerpo no reaccionaba. Cuando se hizo de noche decidió que mi cuerpo estaría mejor en un parque, donde nadie podría encontrarme fácilmente. Me llevó a un parque cercano, y allí buscó un lugar adecuado para esconderme. Había una cueva, o algo parecido, y pensó que allí tardarían en encontrarme.- Las imágenes de la cueva aparecen en mi mente sin yo ser capaz de evitarlo. Se ven con tanta claridad, como si aún estuviese allí. Un escalofrío recorre mi cuerpo, pero me obligo a seguir.- A los pocos días, mi cuerpo dejó de respirar, y mi corazón no volvió a latir. Pensé que entonces se acabaría mi sufrimiento pero, no fue así... No podía escapar de allí. Estaba en aquel parque encerrada. Era como si hubiese salido de mi cuerpo, pero no pudiese alejarme de él. Seguía notando todas las heridas que él me había hecho como si siguiese en mi cuerpo, pero no, mi cuerpo estaba al lado mía, sin respiración ni pulso. Me costó tiempo comprender que no podría descansar en paz hasta que no encontrasen mi cuerpo. Que tendría que soportar verme a mi muerta todos los días hasta que alguien me encontrase... El parque se convirtió en mi propia cárcel. Entonces, cuando pensaba que me quedaría de por vida, me encontraron. O al menos eso supongo, porque de repente, vi una luz y mis heridas desaparecieron. Sé que suena absurdo, pero es como en las películas. Vi una luz y no pude evitar ir hacia ella. Y entonces, por fin estaba muerta. Estaba aquí.- Me atrevo a mirar a Mike ahora que he terminado mi historia. No sé que piensa exactamente, pero sus ojos azules muestran una gran confusión. Entonces, sin esperarlo, me agarra del brazo y me atrae hacia él, envolviéndome con sus brazos.
- Te creo... Yo... Te creo...-Dice mientras me mece, como si fuese una niña pequeña.- Te creo... Todo lo que dijiste, sobre mí, sobre ti... Todo... Es verdad...-Dice mientras no puedo evitarlo y dejo que intente animarme, dejo escapar todas las lágrimas que aún tengo guardadas. Lloro por mí, por mi familia, por todo aquello que he perdido para siempre...- Te creo porque, yo estuve allí.- Alzo la mirada al escuchar esas palabras. Él me mira a los ojos.- Cuando tuve el accidente con la bici. Fue en aquel parque. Fue cuando encontraron tu cuerpo.



Bueno, ultimamente estoy viendo que no muchos seguís leyendo esta historia, e incluso pensé en dejar de subir algunos capítulos. Nadie me dice que opina, ni me comenta al respecto, aunque sea para decir fallos y tal. Pero, aún así, no puedo dejarla. Me he encariñado con estos pequeñajos que salieron una noche de mi mente, y a pesar de que cada vez menos gente la lee, no puedo dejar la historia así. He escrito muchas historias a lo largo de mi vida, y apenas ninguna tiene final. Le he cogido cariño a muchos de mis personajes, pero estos dos pequeñajos son especiales. Mike y Laisha se han vuelto muy especiales para mí, les he cogido más cariño que a otros de mis personajes, aun cuando de muchos otros relatos he escrito más. Por eso, a pesar de todo, seguiré subiendo. A los pocos lectores que me seguís, gracias. Vosotros fuisteis los que me apoyasteis cuando quise subir una historia que al principio no tenia ni pies ni cabeza. Cuando me deprimía y pensaba que no debía seguir subiendo, vosotros me apoyasteis. Gracias a vosotros, he seguido con esta historia, y aunque ahora este un poco desanimada, gracias a vosotros me he encariñado de mis peques y sigo escribiendo.
Sin más, espero que os guste:
Un besito,
Kaiya Kin

5 Response to "Dead or Alive?"

Alexandra Buonarroti Says:

Waw! Más! Quiero más! Se está poniendo cada vez más interesante!

Kaiya Kin Says:

Pues tengo una mala noticia xD La inspiración me vino esa semana y me dió para escribir solo dos caps más además de este, y ahora mismo mi cerebro está seco xD Pero bueno, seguro que en verano vuelve la inspiración xDD

Kaito Yamanaka Says:
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kaito Yamanaka Says:

este capitulo se merece que lo comente por aquí, al principio muy normal y la historia de Laisha (vaya nombrecito T-T) es buena pero tampoco nada del otro mundo que uno no se esperase, y ahora te preguntaras: ¿Para qué carajos esta escribiendo este tio entonces? ¿Solo para desmotivarme? pero NO la verdad es que lo que me ha gustado e impresionado de sobremanera es el final, no me esperaba que Mike fuera la que la encontró, mi enhorabuena por la historia, me gusta bastante.
PD: la escena del abrazo es un poco moña y típica
PD2: he suprimido el comentario anterior para corregir faltas de ortografía

Kaiya Kin Says:

El nombre me gusta vale? Así que no te quejes xD La historia de Laisha pues supuse que la sabías porque al principio en uno de los primeros capítulos la cuenta. El final... Bueh, yo ya tenía pensado hacer algo así y me gustó mucho escribirlo, es un poco impresionante no? Es decir, ella está allí para ayudarlo y ahora resulta que el día del accidente fue cuando encuentran su cuerpo y tal... Pues eso me gustó. Lo del abrazo, puede que sea típico y ñoño, pero cuando una persona está mal y no sabes lo que hacer, al menos para mí lo mejor es darle un abrazo y hacer que se desahogue. Al menos, cuando yo estoy mal, prefiero eso a que me pregunten constantemente, así que por eso lo puse. Y lo del otro comentario tiene su gracia, pero mejor, así quedas mas "Culto" xDD
Me alegro de que te guste tanto! <3

Publicar un comentario

Contáctanos

Envía tu petición, duda o sugerencia a diariodehistoriasimposibles@hotmail.com y te responderemos a la mayor brevedad posible.