Un puente sobre el mar

Publicado por Alexandra Buonarroti , miércoles, 10 de julio de 2013 13:35

    Un puente es un atajo, un camino a la desesperada sobrevolando los obstáculos. O al menos eso pensaba. Los tablones de madera crujían, resollando entre quejidos, bajo el peso de mis pisadas dudosas. No quedaba nada de valor a mis espaldas, nada más que lágrimas y dolor, la profunda oscuridad corriendo como el agua entre mis dedos. El tacto de las cuerdas deshilachadas en mis manos quemaba, como los rescoldos de una llama de la que solo quedan cenizas. Las astillas en las plantas de mis pies eran lo único que me recordaba que podía sentir algo, que aún quedaban unos últimos y lastimeros latidos.
    Apenas me di cuenta cuando faltó la madera bajo mis pies, o la cuerda entre mis dedos. Tampoco me importó.


    Un puente es un atajo, un camino a la desesperada hacia la meta que nunca te atreviste por ti mismo a alcanzar. Aquel puente fue mi atajo. Como el agua que entre los dedos corre, y en corrientes va a parar, como el agua terminé en aquel puente sobre el mar.

0 Response to "Un puente sobre el mar"

Publicar un comentario

Contáctanos

Envía tu petición, duda o sugerencia a diariodehistoriasimposibles@hotmail.com y te responderemos a la mayor brevedad posible.